POEMAS Y REFLEXIONES.

Buscar este blog

domingo, 4 de diciembre de 2011

CUANDO SE ES SEGUIDOR DE ALGUIEN O DE ALGO, HAY QUE TENER CUIDADO DE QUE NO SE TRANSFORME EN OBSESIÓN.



CREER...AMAR.....SEGUIR....NO ES LO MISMO QUE OBSESIÓN O FANATISMO.


Ser seguidor en forma moderada sin perder la cordura de la sensibilidad y la estabilidad de la familia y del mundo real es bueno, es lindo, apasiona, entretiene y mantiene la mente activa en los procesos de los sentimientos llevándolos a distintos estados de ánimo.
Lo delicado es; cuando esta admiración se transforma en obsesión o fanatismo, ya que este estado, hace que el ser se transforme en marioneta de las circunstancias, produciendo una acumulación de errores y afectando en forma negativa la vida familiar y con las amistades.
La obsesión y el fanatismo siempre va a ser negativo y se da mucho en los deportes, en la política y en las religiones.


En el deporte y principalmente en el fútbol, porque los fanáticos llegan a tal extremo de obsesión: que descalifican, odian y a veces llegan a extremos incalculables de violencia que se han producido muchos asesinatos por el solo hecho de que otras personas son de clubes o países contrarios, dejando en el olvido que el deportes es una forma sana de mantener el cuerpo y la mente sana, en forma entretenida y que es un lazo de unidad con la familia y amistades.
Cuando los fanáticos logren comprender que la mejor forma de ser seguidor de una institución es disfrutar los 90 minutos que dura un encuentro, en donde pueden gritar, cantar y desahogar, todo lo que tengan en su interior una vez terminado el encuentro.... hay que guardar la alegría, si se a triunfado y olvidar y dejar atrás la tristeza... de haber perdido. 
Activando así las contingencias diaria de la vida.
En la política suele suceder exactamente lo lo mismo, hay seguidores positivos que buscan a través de los caminos democráticos lograr mejoras para la ciudadanía y también entra el fanatismo que solo deja llevar por egos o su propia obsesión causado grandes daños a quienes dicen pretenden ayudar.


También están los seguidores a los famosos aquí es una situación diferente ya que generalmente pasa por moda dependiendo de la época y de las edades pero no deja de ser preocupante cuando de seguidor se pasa al fanatismo  sobre todo en las adolescentes que por conseguir ver a su artista o conseguir una entrada se arriesgan a cosas increíbles que al pasar el tiempo le tren malas consecuencias.
La religiosidad es otro punto preocupante para la buena comunión y estabilidad en la familia.
Se tiende a confundir la fe y creencia en Dios, con la tendencia de ignorar todo lo que Dios, creó para que la humanidad  viviese, disfrutase y fuese feliz a plenitud.


Dios nos creó en este universo para vivir y compartir en hermandad con toda la belleza que hay a nuestro alrededor actuando siempre en forma sana y positiva con  nuestros aciertos y errores.
Ser seguidor de Dios, amarlo, creer y tener fe, no significa dejar de tener una vida normal, me refiero a esto a comer lo que a uno le agrada, a vestir como a uno le agrada, y visitar lo que a uno le agrada compartiendo en comunión con la familia para vivir en un hogar feliz.
Cuando se cree más en los ritos y religiones, que en lo principal y mas importante que es Dios, es cuando se deja de ser seguidor y se transforma en fanatismo religioso en donde muchas veces es tanto el fanatismo que se deja a la familia de lado y tratan de obligar o convencer a que lo sigan en su religiosidad y terminan contendiendo e ignorando el libre albedrío de cada ser, equivocando las formas de acercar a su familia a Dios, cuando las formas correctas son de educar con sabiduría, paciencia con amor y fe en Dios.
Lo que Dios, ve en el ser humano es la pureza del corazón no lo físico.
Lo que Dios, recibe con agrado no es quien va mas elegante o lleva mas dinero a la iglesia, sino quien tiene un comportamiento de amor, bondad, humildad y de fe dentro y fuera de la iglesia por igual.
Dios conoce nuestra mente y nuestros pensamientos, como sabe que mientras estemos en la tierra estaremos siempre, propensos a cometer errores.
Ser seguidor intercambiar amistad, cariño y amor en internet es lindo y es una forma de compartir sentimientos de cariño de aliento y mensajes de Dios, hasta ahí todo bien mientras no se transforme en obsesión porque quien se obsesiona está expuesta a desilusiones y tristeza que causan mucho dolor.
 Si estás queriendo a una persona, estás admirando a alguien por lo que quiera que sea....  estás haciendo algo que no le hace ningún mal a nadie.

Ser tú mismo, eso has hecho, ¿No se quiere a las personas por eso? ¿por ser ellos mismos? Queremos porque son personas, porque a las personas se las quiere, qué más da que no estén cerca, ¿qué más da que estén lejos o al lado? ¿A caso alguien dijo que tenías que querer sólo a tu vecino de al lado? ¿Por qué no se va a poder querer a alguien que no conoces, si son personas, son ellos mismos y hacen las mismas cosas que nosotros?
Dios nos dejó este bien que es el amor y la amistad para unirnos, protegernos y querernos.

Aléjate del fanatismo y la obsesión que solo trae acciones y actitudes negativas a tu vida.
 ama lo que tengas que amar.
sigue lo que desees seguir.
cree y ten fe en Dios.


Pero nunca dejes de ser tu, ni dejes que otros piensen por ti o quieran manipular tu vida llevándote por caminos negativos que puedan destruir tu vida o tu integración personal.




No hay comentarios:

Publicar un comentario