POEMAS Y REFLEXIONES.

Buscar este blog

miércoles, 22 de abril de 2015

LO QUE TE HACE SUFRIR NO ES LA VIDA, NO SON LAS DECEPCIONES, NO ES OTRA PERSONA, NO ES DIOS...SON TUS PROPIAS EXPECTATIVAS...PENSAMIENTO PARA REFLEXIONAR.


Muchas veces hemos sentido que la vida no vale la pena vivirla. En un caso extremo, escuché en la radio a una mujer que decía: “No quiero tener hijos, porque solo se viene a este mundo a sufrir. Y quiero ahorrarles ese sufrimiento”.
Pero… ¿Realmente la vida es así? ¿O nosotros la hacemos así?
Lo que realmente te hace sufrir, no es la vida en sí… son tus expectativas respecto a cómo debería ser el mundo o cómo debería actuar tal persona.


Por ejemplo, cuando te enojas con tu pareja porque no llegó a tiempo o no te expresa su amor como a ti te gustaría que lo hiciera.
Entonces, lo que te daña no es tu pareja… son tus pensamientos y emociones con respecto a como debería actuar tu pareja, de acuerdo a la etiqueta del hombre o mujer perfecto que tienes.
Si sufres porque la vida es cruel… es porque tienes un concepto equivocado de lo que realmente es. Crees que en la vida todo debería ser felicidad.


Imagínate que piensas que un bosque debe ser con puras rosas, ríos limpios, venados corriendo, un sol reluciente y una suave lluvia.
Pero cuando vas a uno ¡Oh sorpresa! También hay insectos, serpientes… y la lluvia ¡es un diluvio!
Imagínate sufriendo porque lo encontraste así y diciéndote “No vale la pena estar en un bosque, es horrible: serpientes, bichos ¡que horror!” ¿No tiene sentido verdad? 
En el fondo sabes que así es un bosque. No como tú pensabas que era. Lo que puedes hacer, es estar alerta contra las serpientes. También, cubrirte para que la lluvia no te moje. 
Y disfrutar las rosas que veas y los venados.

Simplemente aceptas la naturaleza como es y no te lamentas. Te adaptas a ella.
En la vida, es igual. Cuando la vemos como un paquete completo, en el que hay amor, muerte, instantes imborrables y fracasos dolorosos, la aceptas como es.
A partir de esa aceptación, puedes adaptarte a ella. Pregúntate que capacidad dormida en ti, necesita salir a flote cuando te enfrentes a un nuevo desafío.
Por ejemplo, yo de niño no sabía bailar salsa. La necesidad de gustarle a las niñas me hizo aprender ¡Ahora he llegado hasta dar clases de baile!
Me daba miedo hablar en público. Era muy tímido. La necesidad y las circunstancias me obligaron ha hablar en público ¡Ahora soy conferencista! Imagínate cuantas capacidades dormidas en mí, se han despertado por la necesidad.

Siempre pregúntate ¿Qué capacidades dormidas en mi tienen que salir a flote con este desafío?
El dolor y las derrotas son una gran oportunidad para replantearnos como estamos viviendo la vida. Te confieso que acostumbro caminar cerca de los bosques, lejos de la gente, cuando las tormentas de la vida hacen que se me pongan las cosas difíciles.
Anclarme dentro del ruido cotidiano cerca de la naturaleza, dándome un breve espacio para reflexionar acerca de mis desafíos actuales y replantearme nuevas metas, ha sido invaluable para mi.
Si no, ya me habría vuelto loco.
Te recomiendo que hagas lo mismo. Busca un espacio diario de reflexión.
Todos somos producto de nuestras reacciones ante los retos. Somos hermosas quebradas hechas por las tormentas de la vida.

“Un guerrero acepta su suerte, sea cual sea, y la acepta con total humildad. Se acepta a sí mismo con humildad, tal como es; no como base para lamentarse, sino como un desafío vital”
Juan Castañeda
Tus circunstancias acéptalas como son, y pregúntate “¿Qué puedo hacer al respecto?” Te sorprenderá como a mí lo sencillo que es solucionar un problema, una vez que dejes de pensar en el y te enfoques en resolverlo.
Generalmente, las mejores oportunidades de nuestra vida, vienen disfrazadas de problemas. 
No importa cuales sean estos. Siempre existe una solución.
Así que ¡ha disfrutar la vida se ha dicho!.

Dios creó la vida para vivir bien y feliz...
El hombre ha hecho todo para que sea infeliz, tu vive con amor, vive de forma positiva y la felicidad te abrazará en todo momento.

domingo, 5 de abril de 2015

SIEMPRE DICE QUE ME AMA.......CARTA DE BRENDA DE LO QUE ELLA CREÍA QUE ERA AMOR Y SOLO ERA VIOLENCIA Y ENGAÑO.


Cuando lo conocí me enamoré, me cautivó su sonrisa. Pensé que era un sueño, se acercó a mi lado, luego llego el “amor”. Me amaba tanto que decidió ser mi amigo, mi pareja, mi todo y apartarme de mis viejos amigos. ¿Para qué tener otros amigos, si lo tengo a él? Lo amo tanto.
Ha pasado un mes y siento que lo conozco. Me llama a cada momento, no me deja ni respirar, pero es su amor por mí. El otro día se molestó conmigo y me gritó, pero yo tuve la culpa pues me encontró hablando con mi primo. Es que su amor es tan grande que me cela hasta del viento.

Hoy cumplimos tres meses de relación y me puse una mini falda y un escote para asombrarlo, pero la que se asombro fui yo cuando me di cuenta que el era tan tradicional que me dijo: ‘”Quítate esa ropa si quieres salir conmigo porque yo no salgo con mujeres de la calle”. La razón tenía, pues yo era una muchacha decente y no tenía que vestirme así. Yo sé que el me ama y lo hizo por mi bien.
El me hizo mujer, su mujer y aunque no fue como yo quería él me lo exigió. Tenía que cumplir, el es mi novio y no quiero que busque a alguien más. Lo hizo por amor.
Me caso con el amor de mi vida, pues quiero salir de mi casa, mi mamá se está entrometiendo demasiado en mi relación. Se atrevió a decir que él no me convenía. Y esto solo porque el otro día me pegó, porque salí y no se lo dije. Lo perdoné porque se arrepintió y me lloró, lloramos los dos, su arrepentimiento fue tan sincero que hasta entendí que yo tuve la culpa de que lo hiciera, más que eso merecía. Aún así me ama.
Llevo un año de casada y espero mi primer bebé dejé de trabajar porque debo cuidar mi embarazo “eso dijo él” y aunque yo no quería lo hice porque lo amo y no debo hacerlo enojar. El me protege, hasta he dejado de ver mi familia porque el no quiere que me pase nada. Me ama demasiado.
No sé que me pasa. Lo que siento por él no es lo mismo, ahora me asusto si lo escucho y tiemblo cuando lo veo. ¿Será que el amor es así? A veces quiero ir a ver a mi mamá, pero ¿quién va a hacer las cosas en el hogar? El me ama lo sé, debe ser el trabajo que lo pone así. Últimamente está tan agitado que me ha golpeado, pero son mis indiscreciones. Mi bebé de dos años vio cuando lo hizo, se asustó y comenzó a llorar yo lo consolé y le dije que su papá me amaba mucho y yo era la culpable.

Hoy tengo miedo, siento que me falta el aire, no puedo ni caminar me caí por las escaleras, eso le dije al médico, pero la realidad es que el me pegó otra vez y solo porque le reclame el que no durmiera en la casa. El se arrepiente me suplicó de rodillas que lo perdonara, que no lo volvería a hacer. Yo lo perdono porque el me ama.
Ya no aguanto más ese amor infernal, tengo miedo, le esta pegando al niño, lo ha marcado, esto no es amor. ¡Déjalo! Le grité. Me agarró por el cuello, me falta el aire, no puedo respirar, ayuda, ayuda, ayuda. El silencio dominó la escena. Todo paso tan rápido que no se dio cuenta que la había matado. Aún así el gritaba ¡Yo la amaba!
No permitas que se apague la luz de tu vida, el amor es un sentimiento que causa felicidad y alegría no desgracia y tristeza. Busca ayuda a tiempo si eres victima de violencia domestica. No permitas que se te acabe el aire a ti también.

Brenda Rodz

Valórate y que nadie te humille ni maltrate...eres una mujer valiosa a la vista de Dios y la humaidad.

El amor es confianza, no el miedo.
El amor es sereno, no el conflicto.
El amor es cariño, no maltrato.
El amor es comprenderse, no destruirse.
EL amor es mirar y caminar juntos hacia un propósito o una meta en pareja, pero sin interrumpir los sueños individuales.
El amor es comprensión, no presión que lleve al estrés y al cansancio.
El amor es un regalo de Dios, para vivir unidos en cariño, ternura comprensión y respeto entre ambos, para formar una familia en un hogar feliz.
El que ames o te amen no te hace mas ni menos que otro por eso siempre has de respetar y exigir respeto y jamás permitir ningún tipo de violencia , ya sea física o sicologica por que quien maltrata no sabe lo que es amar y ni siquiera se ama a si mismo.

Si eres una mujer maltratada...Denuncia, si no lo haces tu vida y la de tus hijos está en peligro...
Le pido a Dios te de fortaleza, valor y sabiduría para manejar mejor tu vida.