POEMAS Y REFLEXIONES.

Buscar este blog

martes, 11 de marzo de 2014

ADOLESCENTE EMBARAZADA, CUENTA SU HISTORIA Y PIDE AYUDA Y CONSEJOS A TRAVÉS DE ESTA CARTA.


Hola, mi nombres es Aileen... soy una adolescente embarazada y les escribo porque necesito ayuda y no tengo a quien recurrir.
Mi historia es la siguiente:
Cuando me gradué de la enseñanza media, realizamos una fiesta en el colegio y después nos fuimos a una discotheque.
Debo confesar que siempre se me ha visto como el patito feo entre mis amistades, ya que fisicamene no soy muy agraciada por lo que nunca había tenido un admirador o enamorado.
Mientras todas bailaban yo estaba sola sentada en un rincón y mi diversión era ver como todos se divertían.
Fue en ese momento que un hombre mayor que yo, se acercó diciendo muchas palabras lindas y me invitó a bailar...Mi corazón se agitó y me sentí feliz como nunca, nadie me había hablado tan lindo antes así.
Mientras bailabamos nos tomamos unos vasos de licor y como no estaba acostumbrada, me sentí mareada  y comencé a sentirme mal, el se ofreció llevarme a casa a lo que yo asentí, mientras íbamos en camino se detuvo a la orilla de un parque y me dijo tantas palabras lindas que me llegaban al corazón y me deje llevar, para mi era el resultado de muchos sueños que consideraba imposible... era algo maravilloso.
Me dejó cerca de mi casa, ya que no quise que mis padres me viesen llegar con el, al menos pensé...no todavía.
Al día siguiente busqué los números de celular que me había dejado para que lo llamase, que fue lo que hice para decirle lo feliz que era el heberlo conocido y que haberme entregado a el era el momento mas lindo de mi vida, y Que creen?, exacto, los números de los celus eran falsos y fue eso lo último que supe de el.
Después de un tiempo, sentí mareos y malestares hasta que mamá me llevó al médico y el resultado fue que estaba embarazada, en ese momento sentí que me faltaba el aire no podía creerlo si tan solo había sido una vez y como le explicaría a mis padres lo que pasó y que de la persona que me había embarazado no sabía nada y que nunca mas lo vi.
De reojo miré a mi madre y lo que vi en su mirada nose si era odio, desprecio, miedo o las tres cosas seguramente pesando en lo que diría mi padre: Un uniformado conservador y preocupado siempre del que dirán.

En el trayecto del médico a casa empezó el interrogatorio, en ese momento le conté todo a mamá, ella me miraba perpleja y palideció con solo pensar en la reacción que tendría mi padre, ya que la voz y pensamiento de el, era el cumplimiento de todo, en casa nadie podía rebatir nada de lo que dijiese o pensase.
Mis hermanos al saber la noticia estaban felices, pero aterrados con la reacción que tendría mi padre y mientras se acercaba la hora de su llegada todo era silencio y temor.
Al llegar mi padre mamá lo llevó al cuarto que el usba de oficina y narró todo lo que ya les he contado.
El grito de enojo se escuchó tan fuerte que tienen que haber escuchado todos los vecinos, el temor se apoderó de mi de tal forma que me temblaba todo el cuerpo, sentía que me ahogaba cuando me llamó, no podía moverme y lo veía acercarse a mi furioso.
Fue en ese momento en que dijo: Tienes que abortar... no se de donde saqué fuerza y le dije que no, que tendría a mi bebé y que nadie me lo iba a arrebatar.
Entonces mi padre fue a mi cuarto guardó toda mi ropa en las maletas y me lanzó a la calle diciendo: que a contar de ese día; dejaba de pertenecer a la familia, que me olvidara que algún día tuve padre, que no quería verme ni saber nunca mas de mi...En ese momento me quebré y no pude dejar de llorar, antes de cruzar la puerta de salida me dijo: te doy la última oportunidad, te haces un aborto o cierras la puerta y no entras nunca mas...

Me sentí en el limbo: entre la soledad y la compañía, la felicidad y tristeza, la vida y la muerte...no tan solo de mi bebé, sino que también la mía, ya que nunca había estado lejos de casa o separada de mi familia.
Mi padrer de forma inconciente me obligó a tomar una decisión sin tener tiempo, para meditar y reflexionar para tomar la mejor decisión, aunque igual tenía claro que aunque quedara en la calle a mi bebé lo iba a tener.

Una vez en la calle no tenía donde ir, llamé al celu de mis familiares y a todos los había llamado mi padre para que no me recibieran o ayudaran, no sabía a donde ir...Llamé a mis compañeras de curso y nada...
Comenzaba  llover y entre a una estación de buses,  me quedé entremedio de la gente que salía y llegaba de sus viajes y para obtener algunos dividendos económicos para poder alimentarme... ayudé a las  personas con sus equipajes y renté un cuarto para pasar la noche.
Así pasaron un par de meses en donde conocí e hice amistades con gente buena  y no tan buena entre esas amistades entró en mi vida el alcholismo y la drogadicción, lo cual me llevó a vivir una vida en la cual me abandoné como persona tanto moral como espiritual... ese fue el reultado de momentos horribles que hoy me es difícil olvidar...

El nacimiento de mi bebé y el haber conocido a un amigo creyente en Dios, en el amor y  el respeto de las personas, fue lo que me hizo reflexionar y darle una vuelta completa a mi vida, ya que por milagro de Dios...nació completamente sana...
Cuando empecé a escribir esta carta, aún estaba embarazada y no veía salida alguna, es por eso que me había atrevido a pedir ayuda, más Dios me tendió una mano y puso un ángel en el camino de mi vida y con el nos proyectamos en un futuro juntos.

La ayuda que hoy les pido, es que compartan mi historia, para que los padres reflexiones y no actúen precipitadamente ante los errore de sus hijos...la vida en la calle es triste, dolorosa y humillante que puede hacer de una persona un ser miserable y sin vida, que nadie se merece.
En la calle fuí testigo del abandono que sufren niños y adolescentes en donde la incomprensión de sus padres los tienen vagando por los peores caminos de la vida...lo peor y mas triste  de todo es que se han acostumbrado a esa vida y muchos ya no quieren salir de ella...
También deseo que los adolescentes en general...aprendan a cuídarse y no confiarse de la gente que no conocen, ya que siempre existen aquellos que no les importa a quien dañar para obtener lo que desean...
Dialogen con sus padres o familiares de confianza, ante cualquier duda o decisión que quieran tomar...
A todos aquellos que deseen agregar un consejo, gracias...se que muchos se los agradeceran...
Aileen...

El inicio de la vida viene con destino a vivir bien y feliz...nosotros alteramos ese destino con nuestros propios errores y a veces también con quienes nos rodean.
Lo bueno de tener libre pensamiento y decisión es que podemos aprender de los errores y cambiar el rumbo diriguiendo nuestros pasos por senderos positivos y mejores que nos lleven a vivir en: Paz, con amor y feliz...perdonando a quienes de una u otra forma nos han empujados a. senderos negativos de tristeza, soledad y dolor...

Existe en Ser Divino llamado Dios, que nos dejó como regalo...Hermosos angeles llamados amigos, que en los momentos mas difíciles llagan a nuestras vidas a tendernos una mano de amistad y cariño.
He simplificad el contenido de esta carta, por traer contenido de momentos vividos fuerte y doloroso, que los dejo a la comprensión de los lectores.
No es fácil revestir momentos tan difícil y es gratificante que Aileen lo haya logrado, eso demuestra mucho valor y sabiduía de su parte y más aún el que haya decidido compartir su historia para dejar una enseñanza, tanto para los adolescentes como para los padres...

Hoy quiero enviarles muchas energías positivas y bendiciones de Dios a sus vidas...
Ahora quienes quieran dejar un consejo o una enseñanza con referencia a esta carta publicada, puden hacerlo en comentarios...Se publicarán todos los que sean de ayuda y con el respeto que se merece a la comunidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario