POEMAS Y REFLEXIONES.

Buscar este blog

domingo, 19 de diciembre de 2010

PENSAMIENTO POSITIVO DE ISABELLA PACHECO DE 15 AÑOS.

mujer llorando una mar de lagrimas
Mi nombre es Isabella Pacheco y soy una adolescente de 15 años de edad. Escribo estas palabras para dar a conocer a quienes más quiero que la primera salida valida que encuentro para expresar mis sentimientos sea llorar... 



Lágrimas de mujer




Es una ventana a mi corazón, a lo que se oculta en el, a lo que deseo, a lo que añoro...
Ese chorreteo de gotas saladas que se extiende desde los lacrimales oculares hasta el final de mi cara atravesando mis mejillas... Eso que, de modo figurativo, llamamos llorar. Pero acaso llorar es sólo del modo figurativo, es decir, ¿derramar lágrimas a través de los ojos?
Existen distintos tipos de llantos, desde los más débiles hasta los más fuertes... Y esto se ve determinado por la cantidad de tiempo que permanezcan dentro para ir al exterior, y la cantidad de lágrimas acumuladas que, de alguna u otra manera, no quisieron salir...
en ciertas ocasiones estas lágrimas vienen de muy dentro, vienen del alma...



Y salen a flote con la intensión de querer liberarse... De dar a conocer que muchas veces algo no anda bien… o que no va como se espera el dueño de este tipo de lágrimas intenta ocultarlas... Escondiéndolas todas en una caja interna, muy frágil por cierto, que, de un momento a otro, se desbordaría dejando salir a quienes por tanto tiempo estuvieron atrapadas, quienes llevan consigo todos aquellos momentos responsables del nacimiento de las mismas.


Muy pocas personas tienen el privilegio de darse cuenta cuando no algo no marcha bien con alguien a quien consideramos cercano, importante... muchas personas creen que este grupo selecto de individuos tiene un don supremo, y hasta envidiable, el cual les permite ganar la confianza y la aceptación emocional de quien, aunque no lo demuestre, se está muriendo por dentro...

Pero este limitado número de personas no poseen más que esa característica de mirar más allá de una sonrisa fingida, de una carcajada falsa, de un chiste oportuno para quien desee olvidar por un momento su sufrimiento... 


Estas personas son sensibles, y conocen en carne propia lo difícil que es mantenerse de pie frente a una situación similar a esta, a permanecer sonrientes por la simple razón de que el momento, el lugar, la compañía, no sean los más adecuados para desahogarse... 


Así como existen este tipo de personas, existe otro grupo similar, el cual tiene la tarea de disfrazar lágrimas con sonrisas, y lo hacen tan perfecto que hasta pasa desapercibido... Pero esto no es un obstáculo para el primer grupo de individuos que nombré…
Ya que en ellos se desarrolla una sensibilidad que les permite darse cuenta que detrás de esa persona alegre, optimista, intranquila, tenaz… se encuentra un globo a punto de estallar, lo cual sería lo ideal, pero con un apoyo a su lado, alguien que llore con ella... Hasta no quedar una gota de sufrimiento ni de recuerdos amargos y así poder salir del abismo de donde se cae.



A veces resulta lamentable que en esos momentos, cuando el globo estalla, aunque estés en un salón rodeado de gente, de miles de personas, que sientes que pides a gritos a sólo una y que nadie te voltea a ver... En esos momentos sientes que no vales medio, porque simplemente no tienes quien te diga lo contrario, y cada día te convences que nunca saldrías de ese abismo… Luego de todo, de que no te quedan más fuerzas para seguir llorando ni lágrimas que seguir botando…



Te das cuenta que la vida está compuesta por cosas buenas y malas, por cosas tristes y alegres, por altibajos y que con tu propio esfuerzo lograras subir y sentirás que eres más fuerte, te querrás muchísimo más y, en ese momento empieza a desarrollarse en ti una sensibilidad para con aquellas personas que también sufren al igual que tú lo hiciste alguna vez… 


Sí, soy apenas una adolescente de 15 años de edad, dirás que no he vivido demasiado y que apenas me doy cuenta de cómo es el mundo realmente... Pero el grado de vivencias no se mide con edades, se mide con madurez y con la plena disposición que tengo para cada momento de mi vida…

Soy una persona extremadamente sensible pero que ha sabido cómo salir de los abismos en lo que ha caído, y créeme que estoy preparada para caer en muchísimos más porque sé que cuento con la fuerza suficiente para derribar los obstáculos que puedan presentarse en mi camino.

Lucas 1:45

"¡Dichosa tú por haber creído que han de cumplirse las cosas que el Señor te ha dicho! ".

Gabrielaruiz
Venezuela


No hay comentarios:

Publicar un comentario